Foro de Anime, Comics, Videojuegos, Música, Cine, Literatura, y Cultura General

Nos mudamos de foro y de servidor. Síguenos aquí http://sloth.0fees.net/index.php

    Arweneib y el bosque de Eressei

    Comparte
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:53 am

    Arweneib y el bosque de Eressei

    Fascinada por la belleza del mundo natural que le rodeaba, una elfa de cabello oscuro y ojos café, de voz dulce y más hermosa que el canto de las aves, Arweneib era su nombre… riéndose por los insectos que caminaban por su piel, disfrutando de la belleza de un paisaje que aun no había sido tocado por el ojo de la humanidad, Lorien era su hogar, Arweneib solía pasearse por los árboles, comiendo sus frutos y plantando sus semillas, extendiendo los bosques hasta nuevas tierras, siempre aislada del mundo realista, cruel y lleno de guerras que le rodeaba, Arweneib no vivía para la guerra, para tomar el arco y la espada, sino para el roble, para defender a aquel que no tiene defensas…

    Arweneib era quizás la mejor arquera que había tocado la tierra media, aunque nunca había llegado a usar el arco para derramar sangre, su potencial llegaba más allá de la mente del pintor más destacado, del escritor más creativo, y de la imaginación del niño más pensador, Arweneib tenía ya 500 años de edad, y aun no había enfrentado la cruel realidad en la que vivía, era hora de que el bosque más profundo que había visto apareciera y que ella tocara sus tierras húmedas.

    “Una hermosa paloma
    Volaba en un cielo alto
    Tocando las nubes
    Y viendo desde allí arriba un árbol”

    “En los bosques bajos
    Los insectos muy cómodos estaban
    Con las ricas hojas de los árboles
    Y el polen de las flores”

    “Los animales jugaban
    Peleaban y cazaban
    Una hermosa vida llevaban”
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:54 am

    Lejos de cualquier injusticia…

    Y Arweneib cantaba, mientras se paseaba por Lorien, y allí observaba a toda la flora y la fauna que le rodeaba, aunque distraída en su mundo, ignorando aquello que es el mundo real mientras contemplaba la belleza de los bosques.

    Era hora de que el destino le llevara hasta el más hermoso lugar que pudo conocer, y que guardaba un mágico secreto en su interior, mientras Arweneib avanzaba, allí encontró frente a sus ojos la más hermosa criatura que pudo ver, su gran inocencia hacia que los más hermosos pensamientos salieran a la luz y que su mente se dirigiera hasta ese punto, mientras observaba a un niño, el hijo pequeño de un hombre, jugando en el bosque de Lorien, siguiendo a un ave volaba cerca de la copa de los árboles, pero no se detendría en su motivo de tener a aquel animal en sus manos.

    El pequeño pájaro fue volando hacia el exterior del bosque de Lorien, y Arweneib, conmovida por su inocencia, fue en su búsqueda, siguiéndole con discreción, para que no abandonara su meta, le siguió, mientras este corría, y ella le seguía, el joven niño paso horas persiguiendo al ave, mientras Arweneib no se daba cuenta de que estaba en el Folde Oeste, así es, había llegado a Rohan.

    Pronto el chico se detuvo, estaba agotado y decidió regresar a su hogar, llevando un viaje hacia Gondor, más hacia el sur, el chico solía tomar un largo camino de Gondor a Lorien para ver a la naturaleza viva, y Arweneib, claramente le seguiría, confundida, pensando que el chico volvería a Lorien, la elfa terminó emprendiendo un viaje hacia Gondor.

    Pronto el chico se dio cuenta de que tenía una acompañante, se dio la vuelta y le preguntó con su inocente y aguda voz, le preguntó:

    - ¿Quién eres?
    - Mi nombre es Arweneib, de Lothlorien ¿Cómo te llamas?
    - Me llamo Eärnur ¿Adónde vas?
    - Te estoy siguiendo a Lothlorien
    - ¿Lothlorien? No voy a Lothlorien
    - ¡¿Qué?!
    - Voy a Gondor
    - …pero… es que…
    - ¿Nunca has salido de Lorien?
    - No, ¡¿Ahora qué hago?!
    - No sé, deberías quedarte en un pueblo y descansar han pasado días…
    - ¿Días?, no es cierto, solo han pasado unas horas
    - Te distraes mucho ¿Cierto?
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:55 am

    Perdida en Gondor

    Eärnur ya se había marchado, sin dar respuesta alguna a la localización de Lorien, y la pobre Arweneib estaba pérdida, desorientada, y todo por pensar en los bosques:

    - Bien, no tengo que desesperarme, Lorien está al norte, ¿O estará al sur, al este?
    - ¡¿Dónde?!
    Arweneib veía la hermosa vegetación, pero estaba muy concentrada en regresar como para empezar a ver las flores, tentada por sus deseos, Arweneib estaba muy confundida y desorientada, pero pronto sus deseos le hicieron ceder, y terminó olvidándose de regresar a Lorien.

    Otra vez, terminó andando más al sur de Gondor, cruzó Osgiliath sin siquiera darse cuenta y ya habían pasado 3 días, Arweneib pronto se dio cuenta de que estaba muy lejos de Lorien y no recordaba si había comido en estos días o no, y para ver en qué estado se decidió examinar sus ropas:

    - El manto rojo que llevaba sobre su cabeza estaba en buen estado.
    - Sus pies estaban llenos de cayos por lo mucho que había caminado sin descanso
    - Arweneib llevaba una falda marrón, sus costuras se habían dañado con las espinas de varios tipos de flores.

    Al ver que estaba en buen estado, decidió emprender un viaje hacia Lorien, pero terminó yendo más al sur de Gondor, mientras avanzaba, las personas que observaba le veían de una forma desagradable, Arweneib no llegaba a saber porque, quizás tenía algo extraño puesto que no les agradaba.

    Comenzó a revisarse y a mover su cabello, enfureciendo a los hombres y mujeres que la veían, que tenían ropas pobres y consideraban que Arweneib estaba alardeando, así que decidieron lanzarle piedras y gritarle: ¡Muere presumida!, ¡Largo presumida!, ¡Púdrete con los orcos!.

    Ante la reacción negativa de los campesinos, Arweneib se fue corriendo aun más al sur de Gondor, confundida y muy nerviosa por lo que pudieran hacerle esos ciudadanos encolerizados, Arweneib quería encontrar una forma de calmarse…

    Y allí fue cuando encontró un extraño bosque, Arweneib, sabía que no era Lorien, había estado allí demasiadas veces como para no reconocer su hogar, encantada por la belleza del bosque y decepcionada por estar aun mas perdida. Arweneib quiso ir a investigar, algo le llamaba la atención del bosque, pero no quería entrar, solo rodeaba el lugar.
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:55 am

    Eressei

    Luego de seguir rodeando al bosque, Arweneib estaba ya muy agotada por el viaje, ya que estaba consciente de lo que ocurría a su alrededor, comenzó a ser afectada por el cansancio de correr por 9 días sin descanso alguno, no recordaba si había comido o conocido a alguien en su viaje, pero ahora solo quería una cosa, descansar, Arweneib pronto olió un desagradable olor a carne asada, ya que Arweneib era vegetariana, era normal que el olor le asqueara, pero sabía una cosa, había hombres cerca.

    Pronto fue corriendo más de lo usual, pronto comenzó a escuchar a personas riéndose y a ver granjas a lo lejos, ¡Era un pueblo!, había un pueblo muy cerca de ella, donde podría quedarse por un tiempo y descansar si se le permitía, pero, en su avance no se percató de que había un guijarro bajo ella, sus pasos eran profundos por el ánimo que sentía y al pisar un guijarro, cualquiera se imaginaría su dolor.

    Lanzó un fuerte grito de dolor que se escuchó a través del bosque y el pueblo, así que algunos pobladores curiosos decidieron acercarse en caso de que fuese un soldado herido por algún haradrim, pero no, era una elfa, una hermosa elfa con un manto rojo y ropas de color marrón, que saltaba y gritaba tras haber pisado un guijarro, y sostenía su pie izquierdo, el que se había lastimado ligeramente.

    - ¿Te duele? Dijo un niño de unos 11 años
    - No… solo decidí acariciar mi pie y saltar gritando Responde Arweneib
    El chico comenzó a reírse, pero su madre, estaba un poco enojada tras el comentario sarcástico y ofensivo de la elfa, aunque no dice nada, el chico, en cambio, le dice:

    - ¿Quieres venir al pueblo?
    Su madre, un poco sorprendida por la actitud de simpatía del chico decide olvidar su rabia e invitar a Arweneib.

    El chico de 11 años lleva a Arweneib de la mano y esta, le sigue, aunque fijándose en que los 2 campesinos no cruzaban el bosque sino que le daban la vuelta para llegar al pueblo.

    Luego de unos minutos de caminata, el chico suelta a Arweneib y le dice:
    - Ya llegamos
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:55 am

    Un pueblo humilde con un bosque encantado

    Arweneib se quedó a ver el bosque durante un breve periodo de tiempo, el chico que la recogió le ofrece ir a su hogar y allí quedarse hasta que le apetezca irse, Arweneib veía al pueblo, estaba compuesto por granjas de cosechas decadentes, había muchos animales sacrificados y muchas personas desnutridas, los animales tampoco estaban en buen estado, todos parecían enfermos, con hambre o muy tristes, Arweneib se extrañaba de cómo un pueblo tan pobre podía estar al lado de un bosque tan hermoso, el chico que acompañaba a Arweneib notaba la pregunta que esta se hacía a sí misma, y este, muy avergonzado quiso guardar silencio y dejarla con sus pensamientos.

    Al llegar, Arweneib apenas creía que lo que veía era un hogar, la casa del chico era apenas una estructura de madera, parecida a una casa, apenas tenía unos 2 metros y medio de altura, estaba hecha totalmente de madera podrida, el techo amenazaba con caerse en cualquier momento y había varios nidos de avispas en las esquinas de las paredes.

    Cuando el chico empujó la tabla de madera que hacía de puerta, Arweneib apenas parecía querer entrar, el lugar estaba sumergido en la oscuridad, el lugar era solo visible por la luz del sol que entraba cuando el chico abrió la puerta, el techo estaba en muy mal estado en el interior del hogar y el suelo tenía clavos que lastimaban los pies de Arweneib, había un olor sumamente desagradable en el lugar, a la izquierda de Arweneib había un caballo muerto, parecía que habían quitado una cerca de madera y sacrificado al pobre animal, ya que no tenía piel, estaba ya descompuesto, se veían sus órganos internos y algunos de sus huesos, sobre la mesa había varios tazones y una gran olla llena de pedazos de carne cruda con un terrible olor, Arweneib solo se quedaba en el lugar por humildad, aunque a la derecha había nada más que una simple cama sudada, muy vieja y de aspecto muy desagradable, Arweneib prefirió salir a ver el resto del pueblo.

    Lo que vio tampoco fue de su agrado, todo el pueblo tenía problemas, el suelo era literalmente un cementerio, había cadáveres de animales ya en huesos por doquier, los hombres arrancaban la carne de estos cadáveres y así se alimentaban, la humedad en la madera de las casas impedía que pudieran encender fuego donde cocinar la carne y la comían cruda, las mujeres cuidaban a los niños enfermos y en el suelo también había varios cuerpos de niños muertos, algunos habían sido devorados al morir por sus padres y otros hombres, y el pueblo entero estaba en la decadencia, pero algo extrañaba a Arweneib…

    Según lo que sabe Arweneib sobre clima, la temperatura y las lluvias del lugar determinarían la vegetación, pero un pueblo que se encontraba bajo el seno de un bosque parecía un desierto, en el pueblo no había un solo rastro de flora, ¿Qué podía estar ocurriendo?, así que Arweneib decide emprender un viaje hacia el interior del bosque.

    Sin darse cuenta de que trataban de detenerla…
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:56 am

    El bosque encantado de Eressei

    Arweneib no se había dado cuenta de que por primera vez no fue absorbida del todo por la belleza de la naturaleza, avanzaba a través de los árboles, Arweneib veía árboles de más de 40 metros de altura, realmente eran enormes para el pueblo que llevaban bajo su seno, Arweneib veía una gran montaña a la distancia, la usaría para regresar al pueblo cuando saliera del bosque, notaba que ubicaba más al noroeste, pronto vio a alguien caminar entre los árboles más al norte, la silueta que se veía a través de los árboles era la de una doncella.

    - ¿Quién está ahí?
    No hubo respuesta alguna, pero salió de entre los árboles una dama, con un vestido azul, que llegaba hasta sus pies, un largo cabello negro y sus ojos eran azules, aunque expresaban un gran rencor, y parecían haber derramado lagrimas hace poco tiempo, comenzó a decir algo con una voz temblorosa y pálida.

    - ¿Cómo te llamas?
    - Arweneib de Lothlorien
    - ¿Lothlorien?, ¿A qué viene una elfa a estas tierras áridas y sombrías?, no deberías haber venido a este lugar, ahora deberías buscar una forma de salir
    - ¿Salir?, el bosque comienza en el árbol que está detrás de mi
    - Este bosque no tiene un comienzo o un fin, es solo un bosque, ahora vete y no regreses Responde la chica
    Arweneib se sentía un poco confundida y rechazada, ¿Por qué quería que me fuera del bosque?

    - ¿Por qué tengo que salir del bosque?
    - Mira hacia el lado izquierdo
    A la izquierda se acercaban a gran velocidad 2 huargos que parecían realmente hambrientos, cuando uno de los huargos saltó en dirección a Arweneib, esta no pudo evitar notar que la misteriosa chica no le prestaba atención a los huargos como si no hubiera peligro alguno, Arweneib sacó su arco y una de sus flechas a una velocidad fulminante y al disparar, la flecha quedo clavada en el corazón de la bestia, matándola al instante.

    Luego iba a disparar al otro huargo una de sus flechas, sacó otra flecha y al dispararle al huargo en el ojo…

    No pasó nada…
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:56 am

    Ogrodiel

    Confundida y aterrorizada, Arweneib volvió a dispararle flechas, otra y otra, y otra, en distintos lugares del cuerpo, entre ellos el cuello, el corazón y la cabeza, pero el huargo no era afectado por sus disparos, al darse cuenta de que no conseguiría nada, y olvidándose de que había alguien con ella, fue a correr al norte del bosque, en dirección a la montaña que vio al inicio del mismo, mientras pensaba que un huargo le perseguía y que quizás no lograría sobrevivir a esto, Arweneib chocó fuertemente su nariz contra un árbol grande, posiblemente un roble, y cayó desmayada al suelo por el impacto.

    Al despertar, el huargo ya no estaba, y estaba intacta, en perfecto estado, salvo por su nariz y algunos cortes que tenía en los pies, se tocaba la nariz y allí vio que su mano estaba llena de sangre, era la de su nariz, aunque esta ya no sangraba, pronto Arweneib vio una sombra que no le pertenecía frente a ella y giró la cabeza bruscamente para ver quién o qué podía estar observándola.

    Y allí lo vio…

    Un hombre alto, parecía muy viejo, tenía la cara llena de arrugas, el cabello oscuro, posiblemente castaño, sus ojos poseían una mirada muy intimidante, eran de color café, sus ropas parecían de alguien muy rico, sus hombros tenían una cubierta metálica, muy adornada y una capa gruesa, parecía hecha con la piel de algún animal, tenía una túnica negra y una vara oscura, de color negro en la parte superior tenía una gema roja incrustada.

    - ¿Porqué me temes?, ¿Nunca has visto un anciano en bosque?
    - No te tengo miedo…
    Claro que el anciano tenía dudas, por el simple hecho de que Arweneib le miraba con desconfianza, estaba temblando y sudando, como si su presencia le hiciera sentir incomoda.

    - ¿Eres un Istari? Pregunta Arweneib
    - No, no lo soy, pero casi aciertas, para los hombres soy un mago, aunque realmente no soy un Istari
    - ¿Quién eres?
    - Ogrodiel… un Vala
    - ¿Y qué haces en un bosque como este?
    - Yo debería preguntarte eso, ¿Cómo has podido matar a un huargo y romper tu concepto de defensa hacia la naturaleza?
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:56 am

    La casa de Ogrodiel

    Arweneib estaba muy confundida tras esa pregunta, simplemente quiso cambiar de tema, aunque no se le ocurría nada, así que comenzó a notar que el lugar en el que estaba era distinto al resto del bosque.

    - Eso es porque este es el corazón del bosque de Eressei Dijo Ogrodiel
    - ¿Pero hay construcciones en él? Dijo Arweneib ignorando el extraño comentario de Ogrodiel
    - ¿Y qué tiene que quiera construcciones en mi hogar?
    - ¿Tu… hogar…?
    - Sí, yo vivo en el corazón del bosque de Eressei
    - Pareces cansada, ¿Qué tal si vamos a mi casa y comes algo? No has comido nada en los últimos 6 días que te tomaste en llegar hasta aquí Dice Ogrodiel
    - ¿Casa…? ¿Cuál casa? Dice Arweneib ignorando nuevamente que el extraño hombre sabía más de lo que parecía
    - La que está detrás de mi Responde Ogrodiel
    Arweneib observa y queda asombrada ante la gran casa azul que está detrás de Ogrodiel, en la entrada había grandes columnas bellamente ornamentadas, la puerta era de madera, algo que decepcionaba a Arweneib, pero era muy hermoso el hogar que tenía en frente, la primera planta y la segunda así como la tercera eran todas iguales.

    - Pasa Dijo Ogrodiel
    La elfa y el extraño hombre que decía ser un Vala se adentraron en la hermosa mansión, Arweneib simplemente quedó asombrada con el hermoso lugar que se hallaba ante sus ojos, la sala principal, tenía una curiosa forma de semicírculo, a unos metros frente a la puerta de entrada, se hallaba una gran puerta de unos 2 metros de alto, de madera, de un color oscuro y muy bien tallada, a sus lados derecho e izquierdo se hallaban 2 escaleras doradas, con una alfombra roja, el suelo de la sala era de madera, ya que se veía en los bordes de la habitación, y una alfombra con imágenes que le daban un atractivo muy notable.

    Arweneib quedó paralizada observando y admirando el hogar del extraño hombre.

    - Sabes, se suele ser más discreto cuando se observa un lugar
    - Ah, ¿Qué?, lo lamento mucho, pero es que es un hogar muy…
    - Todos los hombres que entran aquí dicen eso y suelen sentirse muy avergonzados de sus hogares, sobrevalorando la madera y la piedra que ellos ya tienen, pero que no tiene la forma que ellos desean, y suelen deprimirse por lo mucho que tienen aunque no necesiten más.
    - Pero soy una elfa
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:56 am

    - ¿Y en que te hace diferente tener orejas en punta?
    Arweneib no sabía que responder, pero veía unos ojos llenos de rabia en Ogrodiel, terminó por no responderle e ignorarle.
    - Ese es el comedor… Dijo Ogrodiel apuntando con su vara a la puerta de enfrente
    Ambos pasaron, nuevamente Arweneib no pudo contener las ganas de halagar la hermosa habitación que veía, era una habitación circular, con una alfombra y una mesa con 8 sillas, sobre la mesa había 2 lámparas, y casualmente ya había una gran olla que dejaba salir un exquisito aroma.

    Ogrodiel llenó 2 platos de un líquido blanco, espeso, pero de muy agradable aroma.

    - Ya puedes sentarte Dijo Ogrodiel
    Sin decir una palabra, Arweneib se sentó y empezó a beber la agradable sopa que Ogrodiel le había dado.

    Pasó el tiempo, seguía bebiendo la sopa muy cómoda y sin decir ni una palabra, aunque no paraba de preguntarse como había hecho tan dulce receta, al final terminó por preguntarle:

    - ¿Cómo hiciste esto?, está delicioso
    - ¿Cómo?, ¿Quieres saber como lo hice?, pues bien, es una receta que aprendí a hacer con mis años viviendo en este bosque, está hecha con la carne del huargo que ¡Tu mataste! Dijo Ogrodiel con palabras que exhalaban odio
    Arweneib se sintió mal por saber que estaba bebiendo, pero Ogrodiel pronto empezó a lanzar grandes carcajadas.

    - ¡No!, estoy jugando contigo, es solo un chiste que suelo hacer a los invitados vegetarianos, es una sopa común y corriente, solo que los ingredientes están más mezclados entre sí.
    Arweneib también quiso reírse por seguirle el juego, aunque realmente su tipo de humor era muy desagradable.

    - ¿Y cómo sabes que maté a un huargo? Dijo Arweneib intentando evitar otro desagradable chiste
    - Atteri me lo dijo, además, eres la única arquera en el bosque, y el huargo tenía clavada una flecha
    - ¿Atteri? ¿Quién es Atteri?
    - La chica de voz pálida y temblorosa
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:56 am

    - ¿Por qué dijo que el bosque era un lugar sombrío y árido?
    - Árido porque está en un desierto y sombrío porque está plagado de huargos, arañas y trolls
    Desde afuera se escuchó un fuerte sonido de espadas.

    Arweneib no pudo contener la curiosidad y fue corriendo y abriendo las puertas de forma apresurada, al abrir la puerta, se encontró con un hombre, por su ropa parecía un soldado, posiblemente de Gondor, luchando contra 12 orcos.

    A uno le clavó la espada en el estomago, a otro le decapitó, a uno que le quitó la espada, sacó una daga y rápidamente la lanzó clavándolo contra el tronco de un árbol, recuperó su espada y partió a la mitad a uno, detrás del hombre había otro orco que le toma por el cuello, le golpea con la cabeza en la frente, y el hombre levanta su espada y le rompe el cráneo tirándolo al suelo, 2 venían por él, uno detrás del otro y esté clavó su espada en el pecho del uno y al mismo tiempo hirió a otro, clavó su espada en el cuello de uno de los orcos, sacando la carne que había en el interior de su cuello al sacar su espada, el resto no quiso seguir enfrentándolo y terminaron huyendo.

    El hombre se dio vuelta y sorpresivamente con su espada amenazó a Arweneib, esta, golpeó su espada lanzándola al suelo y le amenazó con su arco, diciendo:

    - ¡Pero qué amable!
    El hombre alzó los brazos y le dijo:

    - ¡Si Sauron quiere mi vida, tendrá que venir el mismo por ella!
    Tomó su espada y se dispuso a luchar con Arweneib, esta le miraba con rareza, y pensaba

    - ¿Estaré viendo a un demente?, pero que tontería acaba de decir…
    El hombre notó que Arweneib no iba a hacerle nada, así que con su espada, lanzó su arco, a cierta distancia de ella, y comenzó a intentar a hablar con ella.
    - ¿Eres un haradrim o un siervo de Sauron?
    - ¡Pero qué…!
    - ¿Qué no ves las orejas en punta? Dijo Arweneib
    - Realmente, cualquier cosa puede suceder en estos días, pronto toda la tierra-media estará bajo el dominio de Sauron, a menos de que alguien detenga a sus ejércitos.
    - ¿Y qué haces en este bosque?
    - Regreso a Arthedain, Dijo el hombre
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:57 am

    - Pero estás en un bosque de Gondor
    - ¿De Gondor?, no pude haber terminado en Gondor, únicamente estuve perdido unos días en la Comarca, así que fui hacía el norte, hacia Arthedain.
    Arweneib estaba un poco confundida, así que empezó a cambiar un poco el tema…

    - ¿Sabes cómo puedo regresar a Arthedain? Dijo el hombre, con un poco de desesperación
    - No, ni siquiera sé que es Arthedain
    - ¿Estás segura?, no querrás evitar que regrese a Arthedain para que sea más fácil destruirla y atacarla ¿verdad? Dice nuevamente el hombre
    - ¿Qué? No, para que iba yo a hacer eso
    El hombre le miraba con dudas, Arweneib no paraba de ver que su cabello era un desastre, su rostro expresaba muchas cosas, era un paranoico y Arweneib se sentía incomoda con él. El hombre notó que Arweneib pensaba que era un paranoico, examinaba su cuerpo, y pronto dedujo algo:

    - ¡Eres una elfa!
    - La guerra le nubla la mente, sería mejor desviarlo de la batalla antes de que dañe a otros y a si mismo
    - Mi nombre es Ghadleon
    - ¿Cómo saldrás del bosque?
    - Seguiré la montaña
    - ¡La montaña! Dijo Arweneib
    Pronto Arweneib recordó que tenía que regresar a Lothlorien, el bosque no le atraía por un extraño motivo, había olvidado a Ogrodiel, y no veía la montaña en ninguna dirección.

    Arweneib corrió en la dirección que siguió al hombre y la batalla de orcos hacia el hogar de Ogrodiel, pero no halló nada.

    De la nada, salía otra silueta, era un hombre, que salía muy alegre de los árboles, tenía una edad bastante avanzada, de unos 100 años o más, parecía confiable, Arweneib le preguntó:

    - ¿Quién eres?
    - No lo sé, con el tiempo lo he olvidado, ¿Tu cómo te llamas?
    - Arweneib de Lothlorien
    - Una elfa… ¿Por qué entraste al bosque?
    - Quería ver porque un pueblo como el que está al sur…
    - ¿Te refieres al pueblo de Eressei?
    - Si, a ese Dijo Arweneib un poco confundida ya que no conocía el nombre del pueblo
    - Lleva mucho tiempo así, ¿Y eso que tiene que ver con el bosque?
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:57 am

    - Me extraña que un pueblo tan pobre tenga a un bosque tan hermoso
    - ¿Te distraes con la naturaleza verdad?
    - Si, un poco…
    - ¿Te gustan mucho los árboles, flores, plantas y animales?
    - Realmente, es para lo que vivo
    - Entonces, dime, ¿Piensas que el bosque no te llama la atención?
    - No, no sé porque…
    - Pues allí está la respuesta, si te sientes tan cómoda y encantada con la naturaleza, dime porque no te sentirías obligada a entrar en este bosque
    - ¿Será eso?
    - Sabes, tienes una flor en la mano derecha
    Arweneib miró su mano derecha y allí estaba, una hermosa flor, de color amarillo, Arweneib nunca supo cuando o donde recogió esa flor, pero demostraba que el bosque si le atraía.

    - ¿Lo ves?
    - Si, lo veo… Dijo Arweneib quien dejó caer la flor
    - ¿Conoces a Ogrodiel? Pregunta Arweneib
    - Si, lo conozco, fue el primero que conocí del bosque
    - ¿Has conocido a otros?
    - Sí, pero todos han muerto, excepto Atteri, pero ella ya murió hace muchos años
    - ¿Murió hace muchos años? ¿Qué quieres decir?
    - Ojalá pudiera decirte
    El anciano se marchó. Arweneib comenzó a desear salir del bosque, así que se propuso encontrar a Ogrodiel, para eso quiso ir hasta el centro del bosque de Eressei, aunque no sabía dónde estaba, tendría que encontrar la montaña para eso, miró hacia todas las direcciones, pero la montaña no estaba en ningún sitio, pronto sintió una misteriosa presencia detrás de ella, se volteó y vio a un niño, que fue corriendo hacia la izquierda de Arweneib, esta le siguió:

    - ¡Es…! ¡Espera…!
    El chico no parecía estar consciente de que le estaban siguiendo, no parecía huir de Arweneib, sino que parecía estar buscando algo, Arweneib siguió y más al norte de esta vio a una silueta, el niño gritó:

    - ¡Mamá!
    Aunque no era su madre, sino un hombre que se volteó en dirección al niño muy extrañado y le dijo:

    - ¿Qué? No soy tu madre, aquí no está tu madre…
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:57 am

    El chico fue corriendo hasta otra dirección, pero quiso preguntar al hombre si había visto una montaña:

    - ¿Sabes dónde está la montaña?
    - No, la vi por unos minutos, pero luego ya no estaba
    - ¿Conoces a Ogrodiel?
    - No, no lo conozco
    - ¿Qué haces en el bosque?
    El hombre comenzó a pensar, Arweneib parecía sentir que le recordó algo incomodo, y este al final no le respondió nada.

    - ¿Pasa algo?
    - No…
    El hombre se marchó sin decir una palabra, Arweneib notó algo extraño en el, en su mano izquierda tenía una cuerda y en la derecha había una quemadura.

    Arweneib no pudo evitar seguirle, corrió tras el hombre sin que este se diera cuenta, y este se volteo y le dijo:

    - ¿Cuántas veces te has escondido en los árboles?
    - No muchas…
    - ¿Quieres saber que hago con esta cuerda?
    - Me da mucha curiosidad…
    - Voy a suicidarme con ella
    Arweneib tragó saliva:
    - ¿Qué? ¿Por qué?
    - Realmente no sé si te interese saberlo, pero creo que es lo mejor
    - ¿Y qué solucionarás suicidándote?
    El hombre comenzó a recordar:

    Una rica familia de Gondor, que vivía en Osgiliath, 5 hermanos, 3 varones y 2 hembras, los 5 habían sido muy exitosos capitanes, campesinos, herreros… 2 de los varones fueron a Arnor, las 2 hembras murieron en la batalla y solo uno quedó, con 4 hijos, 3 hembras y 1 varón, las 3 hembras se dedicaban al campo, fueron muy buenas con los cultivos, y su padre les halagaba mucho eso, el varón nunca supo qué hacer con su vida, intentó ser campesino… pero una plaga de insectos acabó con sus cosechas, luego intentó ser herrero, dando nacimiento a espadas deformes y martillos inservibles, intentó luego manchar su espada de sangre en la batalla como soldado, pero solo conseguía herirse, intentó hacer cada cosa que pudo, dio siempre lo mejor que podía, pero siempre fracasaba, nunca escuchó las palabras de aliento de su padre y hermanas y en su interior solo conseguía sentirse peor, era un inútil, maltratado por sus propios sentimientos, comenzó a tener deseos de abandonar al mundo y a su vida, su padre y hermanas le odiaban por ser nada más que un fracasado, y este, hundido en su propia pena, decidió marchar a un pueblo que se hundía con él: Eressei. Aquel pueblo donde el no veía felicidad, solo angustia, depresión, odio y muerte, sus parientes le llamaron cobarde y este, quiso acabar con su vida en el hermoso bosque de Eressei.

    El hombre le relató esto a Arweneib, y esta, levantó su mano y le dio una cachetada con gran fuerza, y al ver que no tenía otra cosa con la que hacerse daño, le quitó la cuerda y se fue molesta.

    El hombre comprendió sus intenciones y le gritó desde lejos:

    - ¡Gracias!
    Arweneib lo escuchó, y olvidó su molestia, siguió caminando en busca de Ogrodiel, en su avance comenzó a pensar quien era la madre del niño, y mientras avanzaba sintió un olor fuerte a cenizas a lo lejos, Arweneib, un poco preocupada por saber qué era eso fue corriendo hacia el olor.

    Lo que vio, fue terrible para ella, algo que siempre había temido ver, algo que siempre había odiado, algo que le hacía recordar porque debía acabarse la guerra, frente a ella, una parte del bosque de Eressei, estaba hecha cenizas, los árboles habían sido talados y quemados, una parte del bosque estaba arruinada, muchos animales yacían en el suelo muertos, algunos eran cebo para gusanos, otros estaban quemados y se notaban los huesos y otros habían muerto al respirar el contaminado aire, en el centro del terreno infértil estaba Ogrodiel, inclinado, sosteniendo cenizas con sus 2 manos y muy triste, Arweneib se acercó a él y le dijo:

    - ¿Te sientes bien?
    - …Unos hombres de Gondor quieren quemar el bosque de Eressei para construir una fortaleza al pie de la montaña y facilitar la defensa del país…
    - ¿No pudiste detenerlos?
    - Llegué muy tarde… ahora todo el bosque está en peligro
    Arweneib se sentía terriblemente mal, no podía creer que estaban intentando talar el bosque de Eressei, las lágrimas estaban a punto de salir de sus ojos. Ogrodiel se levantó, le miró con tristeza y se marchó.

    Arweneib no le preguntó nada de la montaña o de cómo salir del bosque de Eressei.
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:57 am

    Ahora Arweneib estaba confundida, si evitaba la construcción de la fortaleza, puede que Gondor no sobreviva a un ataque a gran escala, si no la evitaba, el bosque de Eressei y el pueblo también serían destruidos, y al mismo tiempo no sabía si ayudar o marcharse a Lothlorien otra vez.

    Luego apareció Atteri, quien caminaba con paso lento y la cabeza abajo, sus ojos seguían expresando mucha tristeza, y parecía estar pensando en algo, Arweneib dudó por un momento, pero sintió que debía hacerlo, así que fue hasta Atteri y le preguntó:

    - Van a talar el bosque de Eressei, pero no sé si debo interferir o no ¿Qué puedo hacer?
    Atteri levantó los ojos y le miró profundamente, le respondió:
    - Un árbol es un ser inerte para muchos hombres, pero siempre será una vida para todos los elfos, siendo la vida algo que no se debe arrebatar bajo ninguna justificación ¿Porqué permitirías que un bosque llegara a la muerte?
    - Aun así, el señor oscuro busca sumergir a toda raza bajo su poder, y para eso busca sacrificar miles de vidas, no debes permitir eso, para alcanzar una meta es necesario tomar sacrificios y los bosques pueden rehacerse, por más duro que sea, puede que debas sacrificar a los árboles…
    - Ambas decisiones son difíciles, no esperes que ninguna se cumpla, puesto que ambas no son más que situaciones imaginarias, no esperes salvar al bosque ni esperes que la guerra se acabe, ambas ideas no son más que sueños que pueden llegar a morir, y a ser olvidados como todo lo que alguna vez ha tocado este mundo…
    Arweneib no sintió que le hubiesen ayudado, solo sintió que empeoraban su situación…

    - Solo conozco una forma de salir del bosque de Eressei
    - ¿Qué? Dijo Arweneib
    - Ni las montañas ni los árboles te ayudarán a abandonar este lúgubre lugar, solo tu propio espíritu puede encontrar una salida para el bosque, comienza a entenderte y podrás salir
    La chica se marchó y Arweneib, entendía lo que decía, pero no podía creerlo, era muy extraño, decidió irse del extraño lugar que le provocaba una terrible sensación interna…

    En ese mismo momento, pero en otro lugar…

    Ese extraño hombre, que deseaba suicidarse, aunque su mente ya había abandonado semejante idea:

    - ¿Creí que querías morir? Dijo una chica que estaba detrás de este mientras le miraba de una forma maliciosa y una sonrisa siniestra
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:58 am

    - ¿Qué es lo que quieres?
    - Venía a buscar tu cadáver, pero eres tan inútil que has perdido la cuerda con la que querías ahorcarte
    - Yo no la he perdido
    La chica le mostró la misma cuerda que le quitó Arweneib

    - ¿Vas a usarla no?
    - No voy a suicidarme
    - ¡Vamos!, no sirves para nada Flagithil, ¿Qué otra cosa puedes hacer?
    - ¡Ya vete! Dijo el hombre quien comenzaba a irritarse
    - No puedo, me han enviado aquí a buscar tu cadáver, y hasta que no lo encuentre no puedo irme
    - No voy a suicidarme, ahora solo estoy aquí disfrutando el estar lejos de ustedes, váyanse porque no regresaré
    - ¡Los muertos no pueden regresar!
    - ¿Qué?
    La chica se fue riéndose y dejó la cuerda en el suelo

    Arweneib seguía pensando en lo le dijo Atteri, y mientras avanzaba, sintió el suelo como si estuviese ardiendo, sus pies ardían, tenían un gran dolor, Arweneib, preocupada porque se hubiera herido con el suelo decidió comenzar a correr hacia distintas direcciones, primero fue hacia la izquierda, luego hasta la derecha, avanzaba y avanzaba, pero el dolor no cesaba, decidió sentarse y revisarse los pies, el pie izquierdo tenía varias heridas, sus dedos tenían hongos, había varios cortes y en el centro, en el metatarso, había algo clavado. Arweneib intentó sacarlo, pero apenas lo tocó, un dolor inimaginable le tocó y lanzó un grito ensordecedor, volvió intentar sacarlo, esta vez, el dolor no fue tan grande, comenzó a resistir al tocarlo, el dolor era el mismo, pero lo soportaba, aunque no había intentado sacarlo aún, ahora comenzó a intentar sacarlo, parecía una piedra, aunque se sentía como otra cosa, apenas lo movió, el dolor que sintió antes se multiplicó, fue lo más doloroso que Arweneib pudo haber sentido en sus siglos de vida.

    Allí apareció el mismo niño de antes, y este le preguntó:

    - ¿Qué haces ahí sentada?
    - Yo… nada…
    - ¿Has visto a mi mamá?
    - ¿Cómo es?
    - ¡Es mujer!
    - Necesitaré algo más útil
    El chico comenzó a reírse, agarró a Arweneib de la mano y la llevó corriendo hasta un sitio desconocido para esta
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:58 am

    Durante el camino, Arweneib se preguntó de qué tamaño era el bosque de Eressei, aparentaba terminar en la montaña, pero parecía no tener fin, como todo lo que veía era diferente, no podía considerar que estaba dando vueltas en círculo.

    El chico llevó a Arweneib hasta otra parte del bosque, Arweneib estaba, otra vez, muy decepcionada, otra parte del bosque había sido talada, había animales muertos, ceniza, no parecía ser bueno respirar ese aire, aun había algunos animales y árboles quemándose, toda una tragedia para Arweneib, quien miraba el lugar con gran decepción, se arrodilló y notó que al frente había una mujer, quien miró al niño y le dijo:

    - ¿Otra vez tú? ¡Ya no me molestes más! ¡No soy tu madre!
    La mujer fue a correr en dirección contra al niño y este le siguió, dejando a Arweneib sola, con sus pensamientos, muy triste, pero decidida en salvar al bosque de Eressei.

    Dispuesta a salvar al bosque, se marchó del lugar, mataría a cualquiera que intente quemar el bosque, sea quien sea.

    Arweneib siguió con un paso constante, marcharía por todo el bosque y mataría a aquellos que intenten talarlo, avanzaba ignorando las heridas de sus pies, su mente estaba centrada en los árboles, muy irritada por lo que se pensaba hacer con el bosque, decepcionada por lo se había hecho, triste por lo que tendría que hacer y confundida por los que estaban en el bosque con ella.

    Luego de avanzar por unas horas, Arweneib miró el cielo, eran las 3 y media de la tarde, continuó avanzando, hasta llegar a una de las más hermosas obras de la naturaleza.

    Un territorio del bosque de Eressei, no había árboles, todo el terreno estaba cubierto por bellísimas flores, de todos colores, para Arweneib, aquello era el paraíso, un lugar en el que quería estar para siempre, y nunca se cansaría de ello, caminó a oler y ver las hermosas flores.

    De las flores, se exhalaba un hermoso aroma, era simplemente un olor exquisito, salía de las flores, Arweneib se sentía muy atraída por el dulce olor, se recostó sobre las flores, las acariciaba, veía a los insectos voladores posarse sobre las flores y beber el dulce néctar de estas, a las aves en el cielo, volar y volar en lo alto hacia las montañas…

    Siguió avanzando por el lugar hacia el norte y el dulce olor de las flores comenzó a intensificarse, era cada vez un aroma más dulce, cada atraía más a Arweneib…
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:58 am

    Fue corriendo hasta las flores, su aroma era exquisito, y cada vez se hacía más notable, fue corriendo, avanzando, hasta que finalmente encontró la fuente del dulce aroma…

    Arweneib lanzó un terrible gritó de terror…

    …en el suelo… …entre las flores…

    Un cuerpo de un hombre, su cabeza se encontraba desprendida, su rostro que miraba fijamente a Arweneib sonreía, su cabello estaba bañado en sangre, su cráneo estaba abierto, más arriba de la cabeza se encontraba el cerebro, que ya era alimento para insectos…

    Su cuello se había quedado en el torso, alrededor de este había una cuerda, demostraba que el hombre se había ahorcado en el bosque de Eressei, su cuello tenía rasguños y heridas, su torso, las ropas estaban rasgadas, las piel estaba cortada, rasgada, raspada, derramaba sangre en grandes proporciones, su abdomen estaba abierto, sus intestinos estaban afuera, junto a los otros órganos internos, tenían mordidas, los insectos también se hacían un festín con estos restos del hombre, sus piernas habían desaparecido, solo quedaban sus huesos con apenas algo de carne…

    Sus brazos estaban hechos pedazos, su piel estaba abierta, sus músculos rasgados, sus manos parecían haber sido arrancadas por una mordida, estaban a cierta distancia…

    El aterrador cadáver, que se encontraba sobre un charco de sangre, despedía un exquisito olor a flores, dulce como la miel, aunque siniestro y más oscuro que la muerte.

    El rostro sonriente del cadáver ya se le hacía conocido a Arweneib, era un hombre cuya familia le consideraba un inútil, así que huyó al bosque de Eressei, con el fin de acabar con su vida.

    - ¿Pero si…? ¿Le quité la cuerda…? ¡¿Cómo?!
    Arweneib estaba realmente aterrada

    - ¡Tú debes ser la elfa!
    Arweneib se volteó y allí vio a una mujer, joven, por su vestuario parecía ser notablemente rica, se reía mientras observaba el cadáver y decía:
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:58 am

    - ¡Sabía que se había muerto!
    - ¿Qué…?
    - ¡Es tan cobarde que no quería morir! ¡Y tan cobarde que murió!
    Arweneib estaba muy molesta con esta mujer, seguramente era su hermano, aunque se comportaba como una niña malcriada, Arweneib deseaba que ella quisiera talar al bosque de Eressei, la “mujer” siguió riéndose y Arweneib, ya muy molesta le dijo:

    - ¡No puedes tener más respeto!
    - ¿Qué respeto se puede tener a un inútil muerto?
    - Como me encantaría que fueses tú el cadáver…
    - Yo no puedo morir…
    - Pero sabes, el no ha muerto, sigue en el bosque y siempre seguirá ahí… Dijo la chica, quien se marchó
    Arweneib estaba realmente molesta con esta chica, era muy irrespetuosa, cuando se fue, salió de entre los árboles Atteri quien miró a la hermana del hombre con mucho odio, luego Atteri se acercó hasta Arweneib, miró el cadáver y le dijo a Arweneib:

    - Ha decidido partir a un nuevo mundo, pero el dolor nunca sanará, las heridas que le ha causado su vida le torturarán para siempre, nunca debió conocerlo, no debió darle un instrumento de suicidio, debes alejarte de él, no dejes que la decisión de la muerte consuma tu vida, aléjate del veneno que te ofrece y sal del bosque, ya que no podrás evitar que este sea consumido contigo dentro, y no confíes en lo que tus ojos ven, sino en lo que el espíritu escucha.
    - No quiero ver más sangre en el bosque
    - La muerte es impredecible, no puedes evitarla, sea en el lugar que sea, siempre estará allí, asechando, para llevar las vidas que más te sorprenden
    - ¿Estás diciendo que el bosque es peligroso?
    - Nunca se está realmente del todo seguro en ningún lugar, pero este bosque, son arenas movedizas, la mordida de una serpiente venenosa que no te dejará soñar otra vez
    - ¿Puedo ayudar a otros para que no vuelva a pasar esto?
    - No cargues con el dolor y el destino de otros, solo te harás daño a ti misma
    - ¿Sabes dónde está Ogrodiel?
    - No dependas de otro para salir del bosque o buscar ayuda, la verdadera ayuda te la das tu mismo
    Dicho esto, Atteri se marchó y dejó a Arweneib sola.

    Como no iba a quedarse con un cuerpo despedazado, se marchó, caminaba hacia la montaña, mientras lo hacía, pensaba en lo que podía sucederle a cualquiera que entrara en el bosque, y pensó que sería de ese niño, su madre dijo que no era su madre, quizás lo estaba ignorando, no era su hijo realmente, o no lo quería, pero no quería que terminara muerto en un campo de flores, así que decidió ir en su búsqueda y salir con el del bosque de Eressei.
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:58 am

    Al avanzar se encontró con el anciano que había conocido antes, como siempre, estaba alegre, parecía muy cansado, pero alegre, se dirigió a Arweneib y le dijo:

    - Al parecer no te cansas nunca de la naturaleza
    - Estoy confundida, van a talar el bosque de Eressei, un hombre se ha suicidado, hay un niño que dice estar con su madre, ya no sé si quiero irme o si quiero ayudar
    - ¿Segura que quieren talar al bosque?
    - He visto ya 2 partes quemadas del bosque
    - ¿Ya le preguntaste a Atteri?
    - Si, no me ayudó, es muy negativa
    - ¿Y porque crees que es negativa?
    - No lo sé, supongo que será una cualidad…
    - Conocí a Atteri hace años y no era tan pesimista ¿Segura que no estás viendo algo?
    - No…
    - ¿Sabes dónde está Ogrodiel?
    - Lo he visto alguna que otra ocasión, pero siempre lo pierdo de vista…
    - ¿Has conocido a otros en el bosque?
    - Si, a un niño, a su madre, a Atteri, a usted, a Ogrodiel, a Ghadleon, y a un hombre que se suicidó
    - ¿Qué tienen todos ellos en común?
    - No lo sé…
    - ¿No has notado que cada uno de ellos, incluyéndome a mí y a ti tienen un extraño defecto?
    - Pues supongo que si
    - ¿Has visto a la montaña?
    - No, no la he visto
    - ¿Sabes que te distraes con mucha facilidad verdad?
    - ¿A qué quiere llegar?
    - La montaña está detrás de mí, a unos kilómetros de distancia, pero lo está
    Arweneib quiso observar y era absolutamente cierto, la montaña estaba detrás del hombre:

    - No esperes usarla para regresar
    - ¿Por qué no?
    - Este bosque, no es mucho más grande que Fangorn y algunos apenas si lo conocen, sin embargo, llevamos todos los que estamos aquí horas y horas perdido, y no estamos dando vueltas en círculo, en un momento ves árboles de hojas verdes que están dando frutos, al otro estás en un campo cubierto por flores y al otro estás con árboles de flores blancas, es como si no tuviera fin…
    - No me he dado cuenta de eso
    - Te distraes tanto con el bosque que no has llegado a darte cuenta de lo grande que es, y de lo perdida que estás en el, siguiendo así, pasarás el resto de tus días en este lugar y verás que no es tan agradable
    - ¿Pero qué dices? Es un bosque al igual que otros, siempre me parecerá agradable y no tiene nada de malo
    - Arweneib, yo…
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 2:58 am

    - No puedes juzgar al bosque porque llevas perdido unas semanas en el
    - Yo no llevo perdido unas semanas en el bosque
    - ¿Qué quieres decir?
    - Arweneib, este bosque se ha convertido en mi hogar por el tiempo que llevo en el
    - ¿Meses?
    - Lo conozco como a mis hijos, y convivo con todas las criaturas que hay en el
    - ¿Un año o 2?
    - Llevo más de 100 años atrapado en este bosque, y aun no encuentro la forma de escapar
    - ¡¿Qué?! No puedes llevar tanto tiempo en este bosque, ya deberías haber muerto
    - Pero de hecho llevo más de un siglo en este lugar, al principio me parecía un hermoso lugar, pero ahora es sombrío y es mucho peor que el pueblo que tiene bajo su seno
    - ¿Qué fue lo que sucedió?
    Vivió como un hombre común y corriente, feliz con su familia en Osgiliath, con los años, sus hijos tuvieron hijos, la vida comenzó a apagarse y llegaba a su fin, estaba cansado de todo lo que veía, ya quería poder descansar en paz, así que decidió ir al lugar más hermoso con el que descansar: La naturaleza. Bajó al sur, exactamente limitaba con Harad, el pueblo de Eressei, un pueblo pobre e insignificante en Gondor, se localizaba bajo el seno de un pequeño bosque, los que habitaban en el bosque y el pueblo le llaman el bosque de Eressei, el decidió pasar sus últimos días de vida en un bosque, descansando en los árboles y comiendo sus frutos, conviviendo con las criatura allí habitaban, pasaron los días y nada ocurrió, decidió investigar el bosque, por más pequeño que parecía, era un laberinto sin salida, no importaba a donde fuera, siempre veía un lugar distinto, así conoció a Ogrodiel, y a muchos otros que no tuvieron tanta suerte en el bosque como él, estos deseaban encontrar la paz, encontraron el sufrimiento, deseaban ocultar sus más graves errores, pero estos siempre surgían a la luz, uno a uno fueron muriendo, el, en cambio, solo deseaba poder descansar, morir bajo la sombra de un árbol y nunca más saber de las castigos de la guerra y de las injusticias que se cometían, pero el bosque, malvado, poderoso y lleno de atrocidades le dio lo que el menos deseaba, una larga vida, que pasaría llena de cansancio, dolor, tragedia y todo aquello que tanto repudia, el bosque le había castigado con muchos años más de vida, el vio a otros que habían sufrido lo mismo o un destino peor, intentó suicidarse para acabar con el dolor que sentía, pero solo empeoraba las cosas, no moría de ninguna manera, intentó ser la comida de muchos trolls, huargos, arañas e incluso quiso ofrecerse como alimento para aquellos que estaban atrapados en el bosque con él, estaba sufriendo, agonizando, no se le permitía morir, y su vida solo tocaría su fin cuando el fin del mundo llegara, esta fue la condena que impuso el del bosque, el hombre, muy triste, quiso intentar ayudar a todos los que entraban en el bosque, pero comprendió que por más que lo intentara, solo empeoraba sus problemas y no ayudaba a los otros.

    Un sentimiento de tristeza salió de los ojos del anciano, al relatarle esto a Arweneib, esta le miraba con gran decepción, ambos derramaron lágrimas y el anciano, quiso marcharse, dejó sola a Arweneib y le dijo:

    - No confíes en el, por más que su apariencia sea noble, el es una terrible persona, el peor de los Valar, nunca le desafíes y resuelve todos tus problemas a tiempo, o nunca podrás salir del bosque de Eressei
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 3:01 am

    Arweneib quiso seguir con su camino, decepcionada y confundida sobre el bosque de Eressei, no sabía si debía quedarse a detener la construcción de una fortaleza o si debía dejar que el bosque desapareciera, para que nadie volviera a sufrir en el, estaba muy confundida y 2 pensamientos suyos internamente estaban en conflicto.

    Siguió avanzando, y allí apareció frente a ella, una mujer, su cabello era negro, sus ropas estaban viejas y muy gastadas, miraba a Arweneib fijamente y le dijo:

    - ¿Quieres llevártelo? ¡Puedes quedártelo! El no es mi hijo, nunca lo será, que no me moleste, que se vaya de mi vida
    - ¿Qué? Cálmate
    La mujer siguió gritando lo mismo, y comenzó a alterarse, Arweneib trató de detenerla, pero era inútil, rechazaba al chico como si nunca lo hubiera conocido, Arweneib, para calmarla, le agarró de los hombros y la sentó en el suelo, para que pudiera razonar:

    - ¿Por qué rechazas tanto a ese niño?
    - Dice que soy su madre ¡No soy su madre!
    - ¿Por qué?
    - Porque nunca quise tenerlo, fue un accidente, yo no estoy preparada para un niño ¡No lo estoy! ¡No lo estoy! ¡No lo estoy!
    - Bien… bien… ¿Y porque hiciste algo de lo que te arrepentirías?
    - ¡Yo no lo hice! ¡Ellos me obligaron! Yo no pude hacer nada… pero ellos…
    - Relájate, nada va a sucederte, nadie va a hacerte daño
    - Me estás mintiendo, eres igual a ellos, todos los son
    La mujer se levantó y fue corriendo hacia el norte, Arweneib quiso seguirle, ambas fueron corriendo desesperadamente, recorrían los árboles, avanzaban, Arweneib notó que ya eran cerca de las 6 de la tarde, el cielo comenzó a oscurecerse, y el bosque también comenzaba a dar una sensación terrorífica, un aura siniestro las rodeaba a ambas, mientras corrían por el bosque, Arweneib sentía que le vigilaban, que las criaturas cazadoras que merodeaban por el bosque les acechaban a ambas, ninguna de las 2 estaba a salvo de aquellas criaturas.

    Llegó un momento en que ambas se cansaron de correr, estaban a merced de cualquier criatura, si algo las atacaba, no sobrevivirían, la mujer, intentó hablar con Arweneib, pero antes de que dijera la primera palabra, de entre los árboles, un niño rubio, ya conocido por Arweneib y la mujer salió con los brazos abiertos sonriendo y muy alegre de verla, gritó:

    - ¡Mamá!
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 3:02 am

    Pero lo que el niño no sabía, era que detrás de este había una oscura cueva de la cual, tétricos sonidos salían, pronto, caminando y muerto de hambre, un gran troll de las cavernas salió y al ver a la criatura, la recogió con su gran mano derecha.

    El chico gritó, su madre estaba aterrorizada, no se movía, solo se quedaba para contemplar la terrorífica escena, Arweneib hizo todo lo que pudo, lanzó una flecha, dos, tres, cuatro, pero sin importar a donde disparara, el troll no sufría ningún rasguño.

    La bestia tomó la pierna del chico, apretándola con brutal fuerza, la desprendió lentamente, la pobre criatura lanzó un grito de dolor y terror, mientras lloraba, el trolls disfrutaba mordiendo la carne de su pierna, escupió los huesos, apretó al niño y le miró fijamente, el niño lloraba, gritaba, no podía hacer nada para salvar su vida.

    A Arweneib se le acabaron las flechas, todas sus flechas se habían caído al suelo aunque deberían haber penetrado en la carne del troll, matándole, este no sufrió el más mínimo rasguño, pronto decidió arrancar otra pierna de la indefensa criatura, esta lanzó otro grito de terror, su sangre se había derramado en el suelo formando un gran charco, el troll veía que la criatura no era un alimento decente, pronto tomó su joven cabeza, la madre de esta, no quiso ver tal escena y decidió correr aterrorizada lejos, Arweneib se acercó al troll, este ya había arrancado la cabeza del chico, dejando su torso con los brazos, un cuerpo sin vida, de un niño.

    Arweneib quiso lanzarse, el troll, lanzó el cuerpo del niño hasta Arweneib y la golpeó con este, luego escapó y regresó a su cueva, Arweneib, sostenía el cuerpo sin vida del niño y se lamentaba por no haberle podido salvar, lloraba y lloraba, sus lágrimas no alcanzaban para desahogar el dolor y el miedo que sintió por tal escena, se sentía culpable por no haber podido salvar al niño, fue hasta el sitio de la escena y recogió todas sus flechas, luego fue en dirección hasta el sitio donde estaba la mujer.

    Fue corriendo desesperadamente, furiosa por dentro, la rabia no lograba salir, no encontraba pensar de qué forma desahogaría su rencor por lo que había visto, pero conocía una, solo necesitaba saber que ocurrió realmente, porque motivo era una madre irresponsable, consumida por el miedo, necesitaba saberlo.

    Allí, fue hasta la trágica escena, donde para su asombro, su rabia se duplicaría, la mujer estaba aterrorizada, recostada en el suelo, llorando y diciendo: ¡No es culpa mía! ¡No es mi hijo!, además, el lugar estaba completamente en llamas, otra parte del bosque de Eressei, víctima de la necesidad de los hombres de expandir sus tierras y ganar la guerra.
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 3:02 am

    - ¿Así que aquí te escondes? Dijo muy molesta Arweneib quien le amenazaba con su arco
    - ¡No! No puedes matarme, no es culpa mía
    - ¡Silencio! Dice Arweneib quien le lanza una flecha en el brazo derecho
    La mujer lanzó un grito de dolor y volvió a decir

    - ¡Yo no podía hacer nada!
    - Aceptarás tu culpa Dice Arweneib con un tono de voz alto y cada vez más enfadada
    - Debes entenderme
    Arweneib le lanzó otra flecha en la pierna izquierda, penetrando en el hueso y atravesando su pierna, la mujer cayó en el suelo donde comenzó a llorar y a decir:

    - Una pobre bebe, nació sola en las tierras de Rohan, sus padres desaparecieron, puede que hayan muerto, que le hayan abandonado, pero no tenía padres, vivió sola siempre, rechazada por el mundo en el que habitaba, nadie se haría cargo de esta, pasaron los años, no sabía hablar, apenas si había aprendido a caminar, miraba a todos con tristeza y con envidia de lo que tenían, siempre estaba andando por las tierras en las que vivía, comía lo que creía que podía comer, muchas veces se enfermaba, nadie le daba el calor que necesitaba en las noches de frío, hasta ese día, ya más adulta y consciente de lo que sucedía a su alrededor, se encontró con un bando de hombres dunledinos, quienes al verla, le raptaron y llevaron hasta su hogar en las tierras brunas, allí le hicieron algo indescriptible, así fue como nació una criatura rubia, un niño muy alegre, este siempre siguió a la chica, fuera a donde fuera, esta se sentía incomoda por su presencia, no podía tener un hijo, apenas si podía mantenerse a sí misma, no beneficiaría a la criatura siendo su madre, intentó darle un nuevo hogar, pero esta se negaba, se sentía bien con ella y no quería separarse de esta, pasaron los años, tuvo que verse obligada al bosque de Eressei, donde seguramente no le volvería a ver, pero estaba equivocada, ahora ha perdido al único pariente que tuvo y la única persona que le quiso.
    Arweneib escuchó la historia, una mujer destrozada por dentro, sus emociones habían muerto y su ser había marchitado, el fuego de los árboles consumió todo a su paso y ante las triste historia, el rencor de Arweneib comenzó a apagarse, pero, Arweneib escuchó una voz familiar pero desconocida al mismo tiempo, miró hacia la derecha y allí estaba, Atteri, pero como nunca le había visto, estaba sonriendo, muy feliz, ignoraba el fuego, como si para ella no estuviese ahí, su voz era tan dulce como la de Arweneib, o incluso más, era realmente hermosa cuando sonreía.

    A su lado estaba Ghadleon, quien parecía estar muy feliz con ella, no cargaba su espada, como si la hubiera abandonado en otro sitio, ambos estaban juntos, como si fuesen una pareja, juntos parecían haber dejado de lado a todos sus problemas, habían olvidado el dolor, y la alegría les había invadido, Arweneib se sentía muy bien viéndolos a ambos juntos, el fuego se extinguió y el lugar quedó totalmente consumido, por la falta de luz y la oscuridad de la noche, Arweneib pensó era mejor dormir en el lugar…
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 3:02 am

    Al despertar, Arweneib notó que la tierra aun podía permitir el crecimiento de plantas, ya que había brotes en el suelo, y además allí vio a Atteri recogiendo frutas, esta le miró con dulzura y le dijo:

    - Quizás los problemas si tengan solución
    - Me alegra ver que ya no eres triste y deprimente
    - Y nunca más lo seré…
    - ¿Vas a irte del bosque?
    - Que otra cosa me queda por hacer Dijo Atteri quien comenzó a reírse y le ofreció una manzana a Arweneib
    - Gracias
    - Oh, iré a ver a Ghadleon, me está esperando con alimento, ya podemos irnos del bosque a vivir en Gondor
    - ¡Espera!
    - ¿Sucede algo?
    - ¿En qué momento se conocieron?
    - Fue anoche, la luz de la luna nos permitió vernos, empezamos a conocernos mejor y ahora podemos estar juntos y muy felices
    Atteri se marchó y fue corriendo al lugar donde Ghadleon la estaba esperando, para llegar, por su experiencia en el bosque, dejó un rastro de semillas y ramas que le dejaban ver fácilmente el camino utilizado, pero para no cansarse, prefirió utilizar un paso lento, y comenzó a observar los árboles.

    Veía bellísimas flores y árboles en todas direcciones, las aves estaban en sus nidos cuidando de sus crías, el cielo dejaba a la vista la más hermosa claridad que jamás había visto, con la luz que tenía a su alrededor, simplemente el bosque era más hermoso de lo que jamás hubiera imaginado.

    Comenzó a pensar en lo mucho que se había quejado de su vida y del castigo que se le había impuesto, y ahora pensó que eso se acabaría de una vez por todas…

    El rastro se acababa ahora, Atteri miró más hacia el frente y allí estaba Ogrodiel, sonriente al verla…

    …Atteri quitó su bella sonrisa al ver a Ogrodiel…

    Se acercó a este…
    avatar
    Ogrodiel
    Señor Oscuro Infiltrado (?)
    Señor Oscuro Infiltrado (?)

    Torturando...
    Masculino
    Mensajes : 115
    Edad : 23
    Localización : Eressei
    Humor : Diabólico y sin gracia
    Fecha de inscripción : 03/03/2009
    Puntos : 48

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Ogrodiel el Dom Mar 08, 2009 3:02 am

    Y al verlo, dejó caer las frutas en el suelo, sus ojos comenzaban a dejar salir lágrimas, su rostro pasó de hermoso y triste, y de triste a deprimido.

    - Ghadleon…
    - ¡Ghadleon! ¡Ghadleon! ¡Ghadleon! Despierta… No… ¡Ghadleon!
    Un cuerpo muerto, destripado, que dejaba salir las más tristes emociones que cualquiera pudiera sentir, Atteri, no podía soportarlo, era demasiado para ella:

    - ¿Por qué? Dijo Atteri dejando correr lágrimas
    - Sabías que sucedería… Respondió Ogrodiel
    - ¡No tenías que haberlo matado! No era su culpa
    - No me interesa que esté involucrado o no, sabías que sucedería y este es el castigo que te ha tocado
    - ¿Pero porque tienes que ser así?
    - ¡Silencio!
    - No
    - Niña malcriada y tonta, debes aceptar el destino que le ha tocado
    - No voy a hacerlo
    - ¿Qué no? Dijo Ogrodiel quien golpeo el rostro de Atteri con brutal fuerza
    - ¿Qué te hace pensar que no puedo sumergirte en el dolor más grande que has tenido que sufrir?
    - Déjame irme de este bosque…
    - Puedes hacerlo, pero sabes lo que sucederá si…
    - ¡Eso no me importa!
    Ogrodiel se enfureció ante la reacción de la chica, y comenzó a halar de su cabello con una gran fuerza, provocándole un gran dolor:

    - ¡Ay! ¡Ay! ¡Para! ¡Ya! ¡Detente!
    - Te disculparás ahora por lo que has hecho
    - No, no lo haré, eres alguien despreciable
    - Te atreves a ofenderme, inútil niña ingrata
    Ogrodiel la arrojó al suelo, y este muy enojado, le dijo:

    - Será mejor que cambies tu actitud, o tendré que cambiarla yo mismo
    - Tengo que detenerte
    - ¿Y cómo piensas hacer eso?
    - Le diré a Arwene…
    - ¿Y qué harás con eso estúpida? Si le dices la verdad del bosque, ella morirá, y su espíritu se quedará en el bosque a sufrir hasta el fin de estas tierras
    Dicho esto, Ogrodiel se marchó y dejó a Atteri, sola, sufriendo, pensando, y muy triste

    Contenido patrocinado

    Re: Arweneib y el bosque de Eressei

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér Sep 27, 2017 12:39 am